Artículos de opinión, Unión Europea

Juncker hace un llamamiento a la unidad para recuperar la confianza en el proyecto europeo

junckerComo muchos sabéis, ayer quedó oficialmente inaugurado el curso europeo con el discurso pronunciado   por el Presidente de la Comisión Europea ante el Parlamento Europeo con motivo del debate del estado de la Unión.

Jean- Claude Juncker pronunció ante la Eurocámara un buen discurso de cariz muy europeísta, pero a la vez cargado de pragmatismo y realismo; haciendo hincapié en la necesidad de reforzar la Unión Europa desde la unidad y la unión, remando todos en la misma dirección: las instituciones europeas, los gobiernos y los parlamentos nacionales. La ovación final que le brindaron todos los grupos políticos pro europeistas, representados en el Parlamento Europeo, da testimonio de la brillante intervención del presidente del ejecutivo europeo eregido en líder indiscutible de esta Unión Europea que necesita, más que nunca, unidad, aunar esfuerzos, reforzarse y recobrar la confianza de todos.

Nadie puede negar que nos encontramos en un momento crucial para el proyecto europeo, un año clave para avanzar hacia una “más y mejor Europa”. Y, por ello, no sorprendió que asuntos como el Brexit, la crisis de los refugiados, la crisis de valores comunes, el auge de los populismos eurófobos o la latente fragmentación de Europa, estuvieran muy presentes tanto en su parlamento como en el debate posterior con  los grupos políticos.

Es innegable que la Unión Europea afronta grandes desafíos y el líder europeo abordó cada uno de ellos planteando soluciones y propuestas, que, evidentemente, deberán ser respaldas por los Estados miembros. El presidente Juncker habló de economía, de empleo y crecimiento, de seguridad, de defensa, de juventud, de inversiones. Incluso propuso adoptar una agenda positiva de iniciativas europeas concretas para los próximos doce meses.

Entre sus propuestas, a modo de síntesis, quiero destacar las siguientes:

  • Su apuesta por invertir más en investigación, tecnologías digitales y conectividad.
  • Centrarse en invertir en los jóvenes y paliar el desempleo juvenil. En este punto propuso crear un Cuerpo Europeo de Solidaridad donde los jóvenes de toda la UE podrán realizar labores de voluntariado donde más se necesita su ayuda,
  • Ampliar las ayudas a las Pymes.
  • Aplicar de manera un poco más flexible el Pacto de Estabilidad, de manera que no se frene el crecimiento,
  • Duplicar la capacidad financiera de su plan de inversiones, el llamado Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (EFSI), para alcanzar al menos 500.000 millones de euros.
  • Fijar una hoja de ruta para la consecución de la Unión de Mercados de Capitales,
  • Un Plan de Inversiones para África y los países de nuestra vecindad que tiene un potencial de captar 44 000 millones de euros.
  • Establecer un Sistema Europeo de Información de Viajeros, un sistema automatizado para determinar quién está autorizado a viajar a Europa,
  • Reforzar Europol y adoptar una postura más firme en lo relativo a nuestra política de defensa.

Sin embargo eché en falta más contundencia en su mensaje sobre el Brexit. Ante la decisión del Reino Unido de abandonar la UE, el Presidente Juncker afirmó que la UE no se ve “amenazada” y rechazó que pretenda ser un “estado gigantesco” o “unitario” en detrimento de los intereses nacionales. Argumento que no comparto y que será objeto de análisis en otro momento.

Pero si por algo destacó el discurso del líder europeo fue por su acertado diagnóstico del momento actual que está viviendo la Unión Europea llegando a afirmar que nos encontramos ante una crisis existencial ante la cual se deben aunar los esfuerzos de los gobiernos nacionales y las instituciones europeas.

Juncker reclamó que las buenas palabras deben ir seguidas de una acción conjunta, ya que “de lo contrario, no serán más que eso: palabras”. En este mismo sentido, criticó el auge del soberanismo y nacionalismo de los Estados miembros -que tanto he denunciado yo en mis artículos anteriores- reclamando que los discursos en apoyo de nuestro proyecto común no solo se pronuncien en la Eurocámara sino también en los parlamentos nacionales.

Considero que estuvo muy acertado en el diagnóstico y en la solución cuando afirmó que “para logar una Unión Europea más fuerte y mejor de lo que es actualmente, así como para recuperar la confianza de nuestros ciudadanos en el proyecto común europeo, es necesario acabar con la vieja historia de que el éxito es nacional y el fracaso es europeo. De lo contrario, nuestro proyecto común no sobrevivirá”

No puedo terminar mi post sin hacer mención a que hoy, este humilde blog, que nació con el único objetivo de compartir mis reflexiones sobre la Unión Europea, cumple ya tres años de andadura. No se me ocurre mejor manera de celebrarlo que con un mensaje de futuro y de esperanza para nuestro proyecto común llamado Unión Europea. Permitidme que lo haga  compartiendo las emotivas palabras con las que el Presidente Juncker, a quién admiro por su liderazgo político y su vocación europeísta, concluyó ayer su discurso:

” Nuestros hijos merecen algo mejor.

Merecen una Europa que proteja su estilo de vida.

Merecen una Europa que los empodere y vele por su seguridad.

Merecen una Europa que los proteja.

Ha llegado el momento de que nosotros, las instituciones, los gobiernos, los ciudadanos, asumamos, todos, la responsabilidad de construir esa Europa. Juntos.”  

ihone-012-bis
Con el Presidente Juncker en la Cumbre del PPE, octubre 2015
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s