Bruselas, Guías de mis viajes

La otra cara de Bruselas.

Bruselas es mucho más que la “capital” de la Unión Europea. Bruselas es mucho más que una ciudad gris y lluviosa erigida, por obligación o casualidad, como sede de las instituciones europeas.

Bruselas es, sin duda, una ciudad para vivirla, para sentirla, para disfrutar de sus parques, de su buena gastronomía en bonitos restaurantes, de la heterogeneidad de sus gentes, del crisol de culturas, y, porque no, de su cerveza y su chocolate inigualables. Bruselas es una ciudad que, para el que no la conoce, puede parecer un tanto gris, pero cuando la descubres de verdad, es una ciudad llena de colores, de matices… con un ritmo trepidante a la vez que tranquila.

IMGP3806Bruselas tiene el privilegio de tener la plaza más bonita del mundo, la Grande Place, su mayor atractivo desde el punto de vista turístico.

Pues bien, éste es el objetivo fundamental de mi primer post, desmontar los típicos tópicos y mostraros la otra cara de Bruselas y guiaros por esta ciudad que vale la pena descubrir.

El mejor punto de partida para descubrir esta ciudad es la Place du Grand Sablon . En mi opinión, y desde el punto de vista de su ubicación, el mejor hotel para alojarse está justo en esta Plaza, se trata de un NH que lleva el nombre de esta tranquila plaza cuya iglesia es la más bonita del Bruselas y epicentro del barrio de anticuarios. En frente tienes un Pain Quotidien, uno de los mejores lugares para desayunar.

Desde allí os recomiendo seguir hasta el Palacio Real por la rue Royale deteniéndoos antes o a la vuelta en este mirador frente al edifico Art Nouveau del Museo de los Instrumentos.

Bruselas septiembre'07 114

Desde allí podéis bajar hacia la Grande Place donde os aconsejo que destinéis el tiempo suficiente para admirar cada uno de los edificios que la enmarcan.

Bruselas septiembre'07 060

Tras haber admirado la Grande Place, que se debe visitar tanto de día como de noche, ya podéis visitar las galerías cubiertas de la Reina, la Catedral y el Manneken Pis (visita obligada).

Como no, debéis dedicar una mañana para visitar los edificios emblemáticos de las instituciones europeas. Os aconsejo empezar por el Parlamento Europeo, atravesar el Parque Leopold y subir hacia Place Schuman donde encontraréis el Consejo de la Unión Europea y la Comisión Europea. Junto a la plaza que lleva el nombre de uno de los padres fundadores de la Unión Europea, está el parque Cinquantenaire, el gran pulmón del centro de la ciudad, con su magnífico arco de triunfo al fondo.

Foto Arco del Cincuentenario Bruselas

Si todavía tenéis tiempo, y el día acompaña, seguid caminando por la Avenida Tervuren hasta la Plaza de Montgomery y coged (bajando al metro) el tranvía número 33 hasta Tervuren. El “tram” os conducirá por uno de los barrios más bonitos para vivir en Bruselas, Voluwe, hasta el Museo de Tervuren de , el museo no vale la pena visitarlo por dentro, pero el trayecto vale mucho la pena para captar la verdadera esencia de esta maravillosa ciudad, así como pasear por los jardines del museo-palacio.

De vuelta al centro de la ciudad, os recomiendo un par de restaurantes para cenar:

–  Le Fin du Siècle en rue des Chartreux, 9. A 5′ de la Grande Place (no se puede reservar, a veces toca hacer una pequeña cola pero vale la pena. comida abundante a buen precio, mesas de madera. Recomendable el Jamboneau, onglet, gambas, y por supuesto acompañado de cualquier cerveza belga)
La Quincallerie en uno de los mejores barrios a un paseo del centro.
Le Perroquet, rue de Watteeu, 31, junto a la plaza del Grand Sablon. Mi restaurante favorito de Bruselas por su ambiente, su música de fondo, su decoración art nouveau, sus cientos de pitas “pijas” -como las llamo yo-, las salsitas que te ponen… Está abierto a cualquier hora desde por la mañana hasta por la noche.
Les Brassins, 36 Rue Keyenveld (típica comida belga nada turístico). Aunque está un poco escondido y fuera del casco antiguo, merece la pena, además en la casa de al lado nació la mítima actriz Audrey Herpburn (veréis una placa conmemorativa en su fachada).
Le Cap,  Place de la Vieille Halle aux Blés, 28. Entre la Grande Place y la Place du Grand Sablon muy cerquita del Manneken Pis.

-Belga Queen  , un restaurante espectacular y diferente, aunque bastante caro, junto a la Grande Place.

Mis recomendaciones para comer, teniendo en cuenta los lugares turísticos que visitaréis:

Arcadi, al final de las galerías de la Reina junto a la Grande Place. Aquí podéis encontrar los mejores quiches y las mejores tartas de todo Bruselas. El sitio tiene un aura especial. http://www.tripadvisor.es/Restaurant_Review-g188644-d740569-Reviews-Arcadi-Brussels.html

Il Pasticcio un italiano de pasta fresca espectacular junto al Parlamento Europeo.  http://web.resto.com/ilpasticcio//

Premier Comptoir Thai, Chaussée de Charleroi, 39. Un restaurante thailandés muy bueno y barato con un agradable patio-terraza interior en la buena zona de Avenue Louise.

L’Ultime Atome, Rue St Boniface 14 en el epicentro del barrio multicultural de Ixelles, encontraréis esta brasserie de cocina non stop entre el Palacio Real y el Parlamento Europeo.

Le Perroquet que ya os lo he recomendado para cenar.

Para tomar una cerveza encontraréis muchísimos lugares. Estos son mis preferidos:

Delirium Tremens, en un callejón Impasse de la Fidelite 4, muy cerca de la Grande Place y junto a las galerías de la Reina.

– Cualquiera de las cervecerías de la Place Luxembourg (junto al parlamento Europeo) con gran ambiente cosmopolita a partir de las 17.00h de lunes a jueves.

Brasserie À la Mort Subite. En el centro, cruzando las galerías.

Le Cirio, al lado de la Grande Place en la rue de la Bourse, 18. Es la cervecería más antigua de Bruselas, de ambiente y decoración clásica

Cafe Belga en los lagos de Ixelles, una zona fuera del centro turístico con casas impresionantes art nouveau al rededor de los estanques.  Gente joven, autóctonos y universitarios.  Está abierto todo el día, también para aperitivo y comer.

Para terminar, recordaros que no podéis despediros de Bruselas sin comprar los famosos bombones belgas, aunque pueda pareceros un tópico, ya que son una auténtica delicia. Mis bombones preferidos son los pralinés (no rellenos) de Neuhaus y de Corné Port Royal. Y no os podéis perder la chocolatería de Pierre Marcolini en la plaza del Grand Sablon.

Este post es un primer acercamiento a la capital belga… en próximas entradas compartiré con vosotros lugares singulares, restaurantes recomendados, recorridos para descubrir esta ciudad y excursiones interesantes. Espero vuestros comentarios y vuestras recomendaciones.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s